Adobe Digital Editions

Icono de Adobe Digital Editions.Ventana de Adobe Digital Editions mostrando la librería de libros electrónicos.Visualizador gratuito de libros electrónicos (ebooks), incluso protegidos con DRM.

DRM es un sistema de control para garantizar los derechos de autor en soportes digitales y que muchas tiendas de la Web utilizan para distribuir sus contenidos.

AutoresAdobe.

Idioma:  Disponible en múltiples idiomas, entre ellos el Español.

Licencia:  Software propietario, pero de libre distribución.

Requisitos:

  • Se puede instalar en equipos que tengan los sistemas operativos Windows,  Mac o iOS.
  • Si se desea disponer de la licencia sobre los libros adquiridos en varios equipos es imprescindible obtener un identificador de Adobe.

Accesibilidad:

Con el magnificador de pantalla ZoomText no es posible usar las herramientas Lector de Aplicaciones ni Lector de Documentos del magnificador.

Al usar los lectores de pantalla JAWS o NVDA sólo es posible desplazarse por los textos de frase en frase y de página en página.  No reconoce párrafos, encabezados, listas, tablas, etcétera.  No resulta funcional porque la lectura se puede hacer muy lenta y difícil de interpretar, por ejemplo en las tablas de datos.

Adobe garantiza que Adobe Digital Editions 2.0 y posteriores resultan accesibles para los lectores de pantalla:

  • JAWS con  sistema operativo Windows.
  • NVDA con sistema operativo Windows.
  • VoiceOver para sistema operativo Macintosh..

Recursos utilizados.

  • Equipo con sistema operativo Windows 10, 7 y XP.
  • Adobe Digital Editions versión 4.5.8, y 1.7.
  • Revisor de pantalla JAWS 16 y NVDA 2018.2.1.
  • Magnificador de pantalla ZoomText 10.1 y 9.1.

Instalación y configuración.

Durante el procedimiento de instalación se da opción a instalar la seguridad de Norton, como no es imprescindible este componente, se puede sesactivar para que no se instale.

Problemas detectados.

  • Se muestra una imagen de los textos, no los textos en si.  Ocurre algo similar a contar con las fotos de los textos, deben convertirse a un formato accesible ayudado por un programa Reconocedor Óptico de Caracteres (OCR).
  • Las imágenes de los textos no es posible exportarlas a otros formatos ni editarlas para ser transcritas a Braille o, en el caso de libros educativos, adaptarlos a las necesidades específicas de los alumnos.
  • No resulta posible el reconocimiento de caracteres (OCR) para pasarlas a formato texto.
  • No es posible utilizar el cursor del Sistema Operativo para desplazarse por los textos.
  • Los comandos de teclado habituales del sistema operativo no sirven para acceder a las barras de herramientas, barras de menú, etcétera.

Lo recomendable sería disponer de los documentos o libros en un formato de texto editable, no imágenes de los textos, a ser posible reconocible directamente por un Editor o Procesador de Textos, Adobe Reader o Navegador Web sin precisar de añadirles componentes, plugins o controles ActiveX.

Enlaces.

Fuentes, colaboraciones y biblioteconomía.

El artículo «Accediendo a los libros digitales de Libranda de forma accesible» publicado en el Blog Kastway resulta muy interesante si disponemos de versiones de Adobe Digital Editions anteriores a la 2.0 o los textos que tenemos no resultan accesibles.