Tongue Drive

Dispositivo que se pone en la lengua como un ‘priercing’ y ayuda a controlar la silla de ruedas. Ha sido probada por lesionados medulares afectados en brazos y piernas.  El sistema es inalámbrico, portátil y mantiene la precisión de las actuales sillas de ruedas.

Funciona como un ‘joystick’ controlado por la posición de la lengua del usuario e imita la palanca de mando que llevan las sillas de rueda. Puede ejecutar hasta seis comandos, según la posición de la lengua, que son detectados por unos sensores que los transmiten la posición a un auricular.

El sistema aún no está listo para su comercialización.  El equipo de investigación continúa trabajando en mejorarlo y adaptarlo para otros usos.

Desarrolladores:  Investigadores del Instituto tecnológico de Georgia (EEUU)

Fuentes.

Vídeos.

A continuación se presenta un vídeo demostrativo (en inglés).